OSA

Orden de San Agustín

"Anima una et cor unum in Deum!" (Regula)

Menu
Pensamiento de San Agustín
¿Quieres ser grande? Comienza por lo que es pequeño. ¿Proyectas construir un gran edificio? Piensa primero en las bases de la humildad.
(Serm. 69,2)
Extiende tu amor a toda la tierra si quieres amar a Cristo, pues los miembros de Cristo están en toda la tierra. Si amas sólo una parte, estás dividido.
(Comentario 1Juan 10,)
¡Muchos se dicen cristianos, pero en realidad no lo son! No son lo que la palabra significa: no lo son en la vida, en las costumbres, en la fe, en la esperanza y mucho menos en la caridad.
(Comentario a la 1 carta de S. Juan 4,4)
Enlaces

Beato Guillermo de Toulouse, presbítero

Mayo 18

Según Nicolás Bertrán, Guillermo nació en Toulouse (Francia) en torno al año 1297, en una familia noble y acomodada. A los diecinueve años ingresó en el convento agustiniano de su ciudad y, seguidamente, fue enviado a París donde obtuvo el título de lector en teología. Después se dedicó, preferentemente, a la predicación. Su metodología espiritual era sabia: Orar, contemplar y sólo después hablar de Dios. Dicho de otro modo, hablar con Dios antes de hablar de Dios, porque, de lo contrario, las palabras, por sonoras que sean, no llegan al corazón y se pierden por las naves del templo. San Agustín advierte en el libro IV de su obra La doctrina cristiana que el orador cristiano debe hablar más sabia que elocuentemente. “La elocuencia sin la sabiduría daña las más de las veces, y nunca es provechosa” (IV, 5, 7). Quienes han estudiado los libros sagrados con provecho, hablarán con más sabiduría. No se trata de haber leído muchas veces la Escritura hasta aprenderla de memoria, sino de penetrar en el mensaje bíblico y buscar con empeño su sentido (IV, 5, 7).

A excepción de un breve periodo en el que fue prior del convento de Pamiers, la mayor parte de su vida se desarrolló en Toulouse.

Dicen que, en calidad de exorcista, libró algún que otro pulso con el demonio. Murió en Toulouse en 1369 y, aunque sepultado inicialmente en el cementerio conventual, hubo que trasladar sus restos a la capilla de Santa María Magdalena, donde Fray Guillermo acostumbraba celebrar la Eucaristía, para que pudieran venerarlos los fieles. León XIII confirmó su culto en 1893.

© Copyright 2011-2018 - Orden de San Agustín - Contactos - Última modificación: 01. 05. 2018 - Site is powered by CMS Made Simple

Disclaimer: The links on this site have been carefully reviewed and selected. The Augustinian Order has no control over these listed sites, any changes or additions made to their content, or links to other sites that they may contain. For that reason, we cannot completely guarantee the reliability, appropriateness or theological orthodoxy of the total contents of these sites. Additionally, inclusion on this site does not imply endorsement of any product or service that may be offered for sale or advertised on these sites.