OSA

Orden de San Agustín

"Anima una et cor unum in Deum!" (Regula)

Menu
Pensamiento de San Agustín
Ofreced a la comunidad lo que queráis; ofreced según vuestra benevolencia. Los bienes comunes se disribuirán a cada uno según la necesidad.
(Sermón 356, 13)
Si son hijos de Dios, haz que entiendan que están movidos por Dios, para que puedan hacer lo que debe ser hecho. Y cuando lo hayan hecho, haz que den gracias a aquél por medio del cual lo hacen.
(Perdón de los pecados 4)
Acerquémonos, acudamos a esta cena y saciémonos. Y quién viene a esta cena sino los mendigos, los enfermos, los cojos y ciegos? Deja que vengan los mendigos pues nos invita Aquél que se hizo pobre por amor nuestro.
(Serm. 112,8)
Enlaces

Santos Liberato, Bonifacio y compañeros mártires

Agosto 26

Liberato, Bonifacio y sus compañeros vivían en un monasterio situado en la zona centro–sur de la actual Túnez. Podemos relacionar a todo el grupo con san Agustín porque la mayoría de los monasterios existentes en África del norte habían sido fundados por discípulos de san Agustín y porque el género de vida de los monjes refleja el pensamiento monástico agustiniano.

Fueron martirizados en Cartago durante el reinado de Hunerico que se mostró especialmente cruel con la Iglesia cerrando los templos y apresando a quienes vivían en los monasterios. Entre ellos, el grupo formado por el abad Liberato, el diácono Bonifacio, el subdiácono Rústico y los monjes Siervo, Rogato, Séptimo y Máximo. Conducidos a Cartago, Hunerico, rey de vándalos y alanos entre los años 477 y 484, hijo y sucesor de Genserico, los encarceló y torturó. Al más joven de todos, Máximo, le ofrecieron la libertad con la condición de que abandonara al grupo. Máximo replicó con decisión a los verdugos:“Nadie me separará de mis hermanos. Con ellos he vivido en el monasterio, con ellos deseo sufrir el martirio y con ellos creo alcanzaré la gloria futura”.

Los siete monjes fueron llevados a una barca, martirizados a golpe de remo y arrojados sus cuerpos al mar. Sus restos fueron inhumados en el monasterio de Bigua, contiguo a la basílica dedicada en Cartago a santa Celerina, una de las primeras cristianas mártir en África.

El 6 de junio de 1671 se concedió a la Orden de San Agustín la celebración litúrgica de estos siete mártires que dieron claro testimonio de unión fraterna y de fortaleza en la fe.

© Copyright 2011-2017 - Orden de San Agustín - Contactos - Última modificación: 24. 11. 2017 - Site is powered by CMS Made Simple

Disclaimer: The links on this site have been carefully reviewed and selected. The Augustinian Order has no control over these listed sites, any changes or additions made to their content, or links to other sites that they may contain. For that reason, we cannot completely guarantee the reliability, appropriateness or theological orthodoxy of the total contents of these sites. Additionally, inclusion on this site does not imply endorsement of any product or service that may be offered for sale or advertised on these sites.