OSA

Orden de San Agustín

"Anima una et cor unum in Deum!" (Regula)

Menu
Pensamiento de San Agustín
Acerquémonos, acudamos a esta cena y saciémonos. Y quién viene a esta cena sino los mendigos, los enfermos, los cojos y ciegos? Deja que vengan los mendigos pues nos invita Aquél que se hizo pobre por amor nuestro.
(Serm. 112,8)
Hemanos y hermanas, somos parte de un solo Cuerpo y tenemos una sola Cabeza, en el cielo. No nos vemos los unos a los otros con nuetros ojos, pero nos conocemos por el amor que nos une.
(Coment.1Carta S.Juan 6,10)
Como excelente huésped, el Espíritu te encuentra hambriento y sediento y te satisface abundantemente.
(Serm. 225,4)
Enlaces

Beato Juan de Rieti, religioso

Agosto 2

Jordán de Sajonia, nos ha dejado en su libro Vidas de los hermanos de la Orden de San Agustín, la fotografía de Juan de Rieti:“Había también un hermano joven, en la ciudad de Rieti –con el nombre de Juan–, sencillo, humilde y siempre de semblante alegre; era muy afable y social, y nada distinto de los demás en el comer y en el beber, y en otras cosa que pertenecen al trato común de los hermanos; pero en lo escondido era muy singular.

Manifestó mucho amor y caridad para con todos los hermanos. Jamás salió palabra de su boca, ni se vio en él obra alguna que desdijese de la caridad fraterna.

Obsequioso con todos, lo fue principalmente con los enfermos y con los huéspedes, a los cuales lavaba los pies, limpiaba los vestidos y les cedía sus mismas cosas, mostrándoles con alegría la caridad de su inmenso corazón”.

Fray Juan nació en Castel Porchiano, en Umbría (Italia) y fue hermano de la beata Lucía de Amelia, agustina secular. Murió en Rieti joven y feliz porque había hipotecado su alma para el cielo.“Los árboles y las plantas –comentaba el beato a través de una sencilla y profunda reflexión– germinan, crecen, dan fruto y mueren sin apartarse un punto de las leyes que les ha fijado el Creador. En cambio los hombres, a quienes Dios ha dado inteligencia y prometido un premio eterno, se oponen continuamente a su voluntad” (Jordán de Sajonia, Vidas de los hermanos de la Orden de San Agustín, pp. 105-106).

Ocurrió su muerte a la temprana edad de diecisiete años.Es probable que todavía no hubiera comenzado los estudios de teología que, de ordinario, duraban cinco años, ya que ningún agustino podía ser promovido al sacerdocio antes de los veinticuatro años de edad. La santidad, sin embargo, no va unida a ningún calendario y la Iglesia presenta a hombres y mujeres ejemplares de todas las edades.

Sus restos se veneran en la Iglesia de San Agustín de Rieti que tiene una bellísima fachada del siglo XIII, con una puerta monumental gótica del siglo XIV. El Papa Gregorio XVI confirmó el culto de este beato agustino en 1832.

© Copyright 2011-2018 - Orden de San Agustín - Contactos - Última modificación: 01. 05. 2018 - Site is powered by CMS Made Simple

Disclaimer: The links on this site have been carefully reviewed and selected. The Augustinian Order has no control over these listed sites, any changes or additions made to their content, or links to other sites that they may contain. For that reason, we cannot completely guarantee the reliability, appropriateness or theological orthodoxy of the total contents of these sites. Additionally, inclusion on this site does not imply endorsement of any product or service that may be offered for sale or advertised on these sites.