OSA

Orden de San Agustín

"Anima una et cor unum in Deum!" (Regula)

Menu
Pensamiento de San Agustín
Señor mi Dios, escucha mi oración. Considera piadosamente mi deseo, que no me toca sólo a mi mismo, sino también al bien del prójimo.
(Confesiones 11,2)
Mientras estemos aquí, pidamos a Dios no privarnos de nuestra oración y de su misericordia, para poder orar con perseverancia. Y él, con perseverancia, tendrá misericordia de nosotros.
(Enar.salmo 65,24)
Extiende tu amor a toda la tierra si quieres amar a Cristo, pues los miembros de Cristo están en toda la tierra. Si amas sólo una parte, estás dividido.
(Comentario 1Juan 10,)
Enlaces

Beato Santiago de Viterbo, obispo

Junio 4

Viterbo es una ciudad medieval situada al noroeste de Roma.Verdadera joya arquitectónica por sus monumentos y célebre por el larguísimo cónclave allí celebrado –de 1268 a 1271– hasta la elección de Gregorio X.

Santiago de Viterbo nació en torno a 1255 y tomó hábito en el convento agustino de la Santísima Trinidad, en 1272. Años más tarde fue enviado a París para cursar la teología en el Estudio de la Orden, donde frecuentó las lecciones de Egidio Romano. Cuando Egidio Romano fue elegido Prior General, nombró a su antiguo alumno regente del Estudio parisino.

De nuevo en Italia en 1300, enseñó en el Estudio de Nápoles hasta que en 1302 fue nombrado arzobispo de Benevento por Bonifacio VIII. Dos años más tarde, fue trasladado a la archidiócesis de Nápoles.

Destaca su entrañable amor a la Iglesia y a la doctrina de san Agustín. En uno de sus escritos habla de cómo la Sagrada Escritura se ordena al amor de Dios y comenta:“Como dicen los grandes doctores, el amor de Dios es el fin de la doctrina sagrada, no sólo de una parte, sino de toda ella. El fin de la Sagrada Escritura es nuestra salvación, por lo cual se llama ciencia de la salvación”.

Por otra parte, defendió de forma clara la autoridad y el primado del Papa y enseñó –junto con sus discípulos– que los obispos son sucesores de los apóstoles en el oficio de instruir y gobernar al pueblo cristiano, en unión y dependencia del Papa, sucesor de Pedro.

Le sorprendió la muerte en Nápoles, a finales de 1307 o comienzos de 1308. Su obra teoló gica De regimine christiano, escrita en 1303 con ocasión del enfrentamiento entre Bonifacio VIII y Felipe el Hermoso, se puede considerar el primer tratado sistemático acerca de la Iglesia.

© Copyright 2011-2017 - Orden de San Agustín - Contactos - Última modificación: 24. 11. 2017 - Site is powered by CMS Made Simple

Disclaimer: The links on this site have been carefully reviewed and selected. The Augustinian Order has no control over these listed sites, any changes or additions made to their content, or links to other sites that they may contain. For that reason, we cannot completely guarantee the reliability, appropriateness or theological orthodoxy of the total contents of these sites. Additionally, inclusion on this site does not imply endorsement of any product or service that may be offered for sale or advertised on these sites.