OSA

Orden de San Agustín

"Anima una et cor unum in Deum!" (Regula)

Menu
Pensamiento de San Agustín
Hemanos y hermanas, somos parte de un solo Cuerpo y tenemos una sola Cabeza, en el cielo. No nos vemos los unos a los otros con nuetros ojos, pero nos conocemos por el amor que nos une.
(Coment.1Carta S.Juan 6,10)
Señor mi Dios, escucha mi oración. Considera piadosamente mi deseo, que no me toca sólo a mi mismo, sino también al bien del prójimo.
(Confesiones 11,2)
¡Señor mi Dios, qué grande eres y cómo construyes tu casa en los humildes de corazón! Eres tú el que eleva a los indigentes y eres su grandeza.
(Confesiones 11,31)
Enlaces

Conversión de nuestro Padre San Agustín

Abril 24

Durante la Vigilia Pascual del año 387, en la noche del 24 al 25 de abril, Agustín fue bautizado por san Ambrosio, obispo de Milán. Hoy, los restos de san Agustín se veneran en la Basílica de San Pedro in Ciel d’Oro de Pavía, en Italia. El 22 de abril de 2007 visitó este lugar Benedicto XVI y, ante los fieles allí reunidos, se refirió a las tres grandes etapas o tres conversiones de Agustín.

La primera conversión fundamental fue el camino interior hacia el “sí” de la fe y del bautismo. Agustín fue siempre una persona inquieta. Quería encontrar la vida verdadera y no vivir a ciegas, sin sentido y sin meta. La gran lucha interior de sus años juveniles fue conocer a Dios, familiarizarse realmente con Jesucristo y llegar a decirle “sí” con todas las consecuencias.

La segunda conversión de Agustín hay que situarla después de haber recibido el bautismo. El año 391 fue a la ciudad de Hipona para encontrarse con un amigo, a quien quería conquistar para su monasterio. En la liturgia dominical que se celebraba en la catedral,Valerio –obispo de la ciudad– manifestó públicamente su intención de elegir a un sacerdote para que le ayudara en la predicación. Los asistentes se fijaron en Agustín y fue aclamado como candidato al sacerdocio. A partir de entonces, aceptó ser sacerdote como servicio a la Iglesia.

Hay una tercera etapa decisiva en el camino de conversión de san Agustín. Unos veinte años después de su ordenación sacerdotal, Agustín escribió un libro titulado Retractaciones, donde revisa de modo crítico las obras que había publicado y añade algunas enmiendas. Escribe: “Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden es la oración diaria de la Iglesia” (cf. Retractaciones I, 19, 1-3). Agustín había aprendido la humildad y la misericordia.

© Copyright 2011-2017 - Orden de San Agustín - Contactos - Última modificación: 24. 11. 2017 - Site is powered by CMS Made Simple

Disclaimer: The links on this site have been carefully reviewed and selected. The Augustinian Order has no control over these listed sites, any changes or additions made to their content, or links to other sites that they may contain. For that reason, we cannot completely guarantee the reliability, appropriateness or theological orthodoxy of the total contents of these sites. Additionally, inclusion on this site does not imply endorsement of any product or service that may be offered for sale or advertised on these sites.