OSA

Orden de San Agustín

"Anima una et cor unum in Deum!" (Regula)

Menu
Pensamiento de San Agustín
¡Oh sacramento del Amor, signo de nuestra unidad y vínculo de nuestra fraterndad, todos los que desean la vida tienen aquí la fuente! Permite que vengan acá y crean, únenos a ti y haznos vivir.
(Coment. Evang.S.Juan 26,13)
Señor, todo lo que soy, lo soy gracias a tu misericordia.
(Serm. 16A,6)
Si son hijos de Dios, haz que entiendan que están movidos por Dios, para que puedan hacer lo que debe ser hecho. Y cuando lo hayan hecho, haz que den gracias a aquél por medio del cual lo hacen.
(Perdón de los pecados 4)
Enlaces

14 Septiembre 2013

Tal vez porque estaba previsto concluir hoy el Capítulo General no tuvimos misa a primera hora. Pasamos de la oración matutina al desayuno y de allí, a la hora habitual, a la sala capitular. Sonaba especial la lectura bíblica en la boca del P. Alejandro al iniciar la tarea: “tened todos un mismo pensar y un mismo sentir. Nada hagáis por rivalidad o vanagloria, sino con humildad, teniendo a los demás como superiores a sí, buscando cada cual no lo suyo, sino lo de los demás. Tened los mismos sentimientos de Cristo Jesús…”

A continuación, el moderador dio paso al Secretario capitular para leer los resultados de las votaciones del día anterior. Nos dijo que todas habían sido aprobadas menos la n° 26, la que hablaba de que los Asistentes generales deben agotar el tiempo para el cual han sido elegidos. Ante las preguntas de los hermanos procedió a dar lectura de los resultados completos. La única que había tenido todos los 85 votos favorables fue la erección de la nueva provincia de Brasil. Hubo un cerrado aplauso mientras el P. Adeodato ponía sobre el ambón la bandera brasileña.

Seguidamente el P. Michael presentó y dio lectura en nombre de su equipo redactor -PP. Fernando Joven, John Keller, Francesco Giuliani- al mensaje final del capítulo, advirtiendo que no saliera de la sala por ningún medio hasta que no fuera aprobado por todos los capitulares. En principio gustó a todos; parecía algo fresco, novedoso, sugerente, incluso provocador. Iba como dardo a la diana: el centro de nuestra vida ha de ser Dios no la actividad. Se levantaron algunas manos para señalar ausencias, que si falta algunas palabras clave como conversión, Reino de Dios, comunidad, o que no hay alusión a nuestra Madre…En fin, algo subsanable. Pero también se levantaron otras voces que no veían bien ese lenguaje paradojal y sugirieron la supresión de alguno de los párrafos. Después de la pausa siguió la discusión con nuevas redacciones y se interrumpió al llegar la hora de la Misa, que sería en la capilla de santa Mónica, como estaba previsto, a las 12 del mediodía. La Eucaristía, –solemnísima-, fue presidida por el P. General y seguida y cantada por todos partici-pantes con la guía minuciosa de un folleto litúrgico que detallaba lecturas, oraciones y cantos. Celebramos la Exaltación de la Santa Cruz, y en la cruz se centró la homilía del P. Alejandro. Nos decía que si bien es verdad que es un movimiento natural huir del dolor, hay otro contrario, propio de la vida del Reino que en lugar de huir abraza la cruz.

Contemplar la cruz es contemplar a los crucificados de hoy, y nos presentó las distintas formas de mirar la cruz: la de Pilatos, la de Simón, la de la madre, -que padece con él porque es su hijo, carne de su carne-, y la de sus discípulos, los del tiempo de Jesús y los de hoy. Esa mirada compasiva, esa identificación de la humanidad sufriente con el cuerpo crucificado de Jesús, se dio y se da hoy entre los agustinos en los distintos rincones del mundo donde trabajamos; es la mirada que ve a los hombres como miembros de un mismo cuerpo, el cuerpo de Cristo.

Y después de la misa, la mesa. Un almuerzo muy especial, con mucha alegría y colorido, como de una gran fiesta, con aplausos y felicitaciones, porque además del cumpleaños del P. Robert Prevost, se brindaba por la nueva provincia del Brasil, por el nuevo Vicariato de Papúa y por el final del Capítulo. A las 4 de la tarde reanudamos la tarea en la sala capitular. El P. Michael repartió en los tres idiomas el texto y volvió a presentar el mensaje final. Nuevamente se levantaron algunas manos para hacer algunas sugerencias, pero ya todas menores, redaccionales o de adecuación a las diversas traducciones. A mano alzada le dimos por aprobado mayoritariamente y le ratificamos con un fuerte aplauso. Era la última tarea pendiente.

Seguidamente, el P. General ponía broche dorado al 184 capítulo de la Orden, agradeciendo a Dios, a Su Santidad Francisco, al Cardenal Joao Braz, al P. Di Gregorio, presidente del Capítulo, al P. Miguel Ángel, secretario, a las personas que han orado por nosotros, y a todos los que de una u otra forma intervinieron para que en estos 20 días todo estuviera a punto: ayudantes, liturgistas, escrutadores, moderadores, traductores, -estos recibieron un aplauso especial-… en fin, a todos. El Secretario dio lectura al Acta final –larga, como podrán suponer-, y después, pacientemente, fuimos por orden estampando la firma en el documento. Para concluir, todos de pié, el P. General nos invitó a rezar las oraciones conclusivas del Capítulo y recibimos la bendición final. Entre abrazos y despedidas, fuimos saliendo de la sala hacia distintos destinos. El Capítulo había terminado. Que el Espíritu que nos ha reunido nos indique el camino hacia un futuro de esperanza para la Orden.


12 Septiembre 2013

El P. Patricio Villalba, Provincial de Ecuador, presidió hoy la Eucaristía. El Evangelio de Lucas se explayaba a sus anchas con la aplicación de las bienaventuranzas, así que lo tuvo muy fácil: “Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian, bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los difaman… Hagan por los demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes” Lo importante es la persona, todo lo demás son etiquetas. Nuestra frontera es imitar a Jesús, seguir las huellas calientes de Jesús. Porque si amamos a los que nos aman, ¿qué hacemos de extraordinario? Eso mismo hacen los que no creen.

Tras el desayuno nos incorporamos a la sala capitular. El P. Alejandro inició con una breve oración y seguidamente nos leyó un bonito mensaje, lo que podríamos llamar el discurso programático de su gobierno. Después de agradecer al P. General saliente y a todos los miembros de su equipo y oficiales de la Curia, nos expresó las claves de lo que será el próximo sexenio. “Sean compasivos como su Padre Dios es compasivo”. La Iglesia y la Orden tienen que está donde están las víctimas, los empobrecidos, los sin papeles, los emigrantes… Como agustinos estamos llamados a estar en la periferia, en la frontera, en la cuneta, junto a los heridos. Hay que trabajar porque nuestro Orden se configure por el principio misericordia. Si nos desviamos de la compasión de Dios no seremos creíbles. Ideas estas que desarrolló ampliamente y que redondeó con un texto del Evangelio y otro de la Regla que trataba de graficar su propio estilo de trabajo: “El mayor entre ustedes sea como vuestro servidor” y citaba también el de la Regla que habla de servir en la caridad a los hermanos.

Finalizó su discurso citando las 10 prioridades para los próximos años. Fueron estas: Priorizar la dimensión espiritual de nuestra vida; potenciar la pastoral vocacional y el cuidado de la propia vocación; cuidar la formación inicial y permanente; responder desde el Evangelio a los retos del mundo actual; revisar las estructuras, centralizar la economía y fomentar la transparencia; promover los estudios en la orden; continuar con la atención a las agustinas contemplativas; continuar con el apoyo al movimiento laical (acompañamiento y formación) y, finalmente, reforzar las comunica-ciones en la Orden. Las comisiones llamadas a desempeñar un trabajo sería estas: economía, formación, vocaciones, estudios, justicia y paz, educación, jóvenes, laicos y comunicaciones.

Seguidamente pasamos a las elecciones de Consejeros proponiendo una terna para cada región. Como salieron todos a la primera les pongo también con la votación que tuvieron (de 83 votantes): Vicario General: Joseph Farrel (80); Africa: Edward Daleng (78); América del norte: Joseph Farrel; América Latina: Patricio Villalba (57); Asia-Pacífico: Anthony Banks (73); NorEuropa: Franz Klein (64) ; SurEuropa: Luís Marín (57).

Seguidamente elegimos a los Oficiales. Estos son los nombres que propuso: Procurador: Miguel A. Martín (58); Ecónomo: Matthías Herth (74) y Secretario: John Flynn (78). Todo fue muy rápido porque también los oficiales salieron a la primera, con el sistema de bolas blancas y negras. Cada elección venía acompañada de un fuerte aplauso y felicitaciones. Al concluir las elecciones les interrogó sobre su aceptación. Todos dijeron, sí acepto. La tarde la pasamos con la lectura de las Declaraciones y Propuestas que hemos trabajado estos días. El repaso solo era para cuestiones de redacción y mejor entendimiento de la mismas, pero aún así, algunas fueron eliminadas y otras, sin querer queriendo, nuevamente entraron en polémica. Concluyó la tarde sin llegar al final, pero nos quedó poco. La tarea continuará mañana y se comple-tará con las votaciones secretas. A las 8 nos fuimos a rezar las vísperas y a las 8.30 nos esperaba una cena en los jardines de Santa Mónica: un bonito lugar, un plato agradable, una buena compañía -la de los hermanos-, una amena conversación, y un vaso de buen vino, el que sella la amistad y graba los rostros en el corazón para los recuerdos imperecederos.


11 Septiembre 2013

Suena fuerte en la mañana la campana del Vaticano convocándonos a la oración y la Eucaristía. Hoy la preside el P. John Abubakar de la provincia de Nigeria. El Evangelio desgrana las cuatro bienaventuranzas de Lucas y su contrapartida de impactantes ayes. El P. John nos dice que la riqueza es un don de Dios, pero la pobreza la causan los ricos; en el marco del Capítulo nos invita a planificar bien, es decir, a meter a Dios de lleno en nuestros planes.

En el auditorio del Patrístico, nuestra sala capitular, el P. Alejandro empieza puntual leyendo un texto del Evangelio. Se inicia un día más de trabajo. El Secretario abre la sesión con las propuestas capitulares. Nos indica que las intervenciones sean para aclarar o sugerir, que no conviene entrar ya en debates, porque que eso fue tarea del día anterior. Con la ayuda del proyector fuimos leyendo y repasando una por una las propuestas de la Ratio. Se retiraron a mano alzada aquellas que carecían de consistencia o de defensor: una que hablaba de límite de edad para votar, la relativa al cargo de superior de una federación, el tener un agustino liberado para conseguir fondos para proyectos… Se leyó la nueva redacción de las propuestas de OALA, más sencillas y entendibles, en fin…

Concluida la sección e la Ratio Instituciones pasamos a las nuevas propuestas, y como era de esperar, nos detuvimos más en las de tipo económico. Se ve que la economía siempre crea polémi-ca; se pretende homogeneizar pero es difícil por la diversidad de situaciones que existen. Sí hay unanimidad en buscar mayor simetría y equilibrio, en prestar ayudas. Todos de acuerdo en crear un fondo para ayudar a las circunscripciones con abundancia de vocaciones pero con dificultades económicas. El P. Eusebio nos dice que también se puede ayudar de otras maneras: enviando hermanos a otra circunscripción, ayudando a los formadores, con becas… Otro opinaba que si una circunscripción no tiene ingresos y sí vocaciones, habrá que seguir apoyándoles después de haber concluido, si es que no se van a reforzar otras circunscripciones más necesitadas de personal.

Tras de la pausa, el P. Miguel Angel siguió presentando las propuestas. Una vez más surgió la polé-mica por una propuesta que buscaba reforzar el salir a trabajar fuera de la propia circunscripción. Algunos pedían su retiro porque limitaba lo que ya está en las Constituciones. Cierto que profesa-mos ante el Prior General, pero de hecho, nos destina siempre el Provincial. Que un cuatrienio pueda destinarte el P. General ayudaría a cambiar esa mentalidad de estar toda la vida donde a uno le gusta y además solucionaría la crónica escasez de colaboradores que suelen tener los múltiples proyectos de la Curia... ¿Será aprobada? No le faltan seguidores. Tampoco detractores. La solución, mañana.

Se confirmó la propuesta ya incorporada en las Constituciones de que a los Capítulos Generales venga el representante que elijan las bases, no necesariamente y por oficio, el Vicario. El P. Luciano intervino para decirnos que las casas de la provincia de Italia están abiertas para quienes vienen a Roma a estudiar. Sin embargo alguno preguntaba si la propuesta no perjudicaría la residencia Santa Mónica, creada precisamente para eso. Y así, una por una, repasamos las que había, porque hubo quien denunció algunas ausencias. Tampoco se pudo hacer el trabajo con la reflexión y la precisión adecuada, porque no todas estaban traducidas. Incluso hubo quien se sintió molesto por la precipitación con que venían haciéndose las cosas. Con aquellos avances y estas dificultades terminó la mañana. La tarde estaría destinada a poner todas las propuestas en los tres idiomas, una tarea ardua para los traductores. El P. Luis Marín nos invitó a visitar el archivo General a las 4 pm. Nos veríamos de nuevo a las 7.00 pm. A la hora convenida, llena ya la sala, el P. General nos dijo que mañana jueves presentaría las ternas para la votación de asistentes y los oficiales de Curia. Por su parte el Secreta-rio nos invitó a estudiar después de la cena las propuestas que podíamos encontrar en la tableta, tanto para ver si necesitaban de alguna corrección o aclaración como para detectar alguna ausencia importante. Y por supuesto, también para ir decantando nuestro voto hacia el placet o el non placet.


10 Septiembre 2013

En la Eucaristía con que iniciamos el día se nos recordó que hoy celebramos la fiesta del primer santo de nuestra Orden, San Nicolás de Tolentino; un día para renovar nuestro compromiso con ella y con el modo agustiniano de seguir a Jesús. El P. Flynn que la presidió nos invitaba a imitar su ejemplo; lo describió como un fraile lleno de compasión y amor por los hermanos, hospitalario con los visitantes y atento a las necesidades de los enfermos. Uno de sus coetáneos decía de él que “era una alegría para los tristes, un consuelo para los sufrientes, paz para aquellos que estaban en conflicto, frescura para los agobiados, apoyo para los pobres y medicina para los prisioneros”. Todo un modelo y un orgullo para los agustinos.

A las 9.30 iniciamos el trabajo con un texto bíblico leído por el P. General. Seguidamente el moderador, P. Graham, pidió continuar con la presentación de la nueva Provincia de Brasil, para seguir con la unión de los Vicariatos de la Consolación y Bolivia, el Vicariato de Papúa y la unión de los Vicariatos del Perú. El P. Agustín tomó la palabra como Provincial de España y ex miembro adscrito de la Federación brasileña, para hablarnos de esta realidad desde el otro lado del océano. Nos dijo que estamos ante un esfuerzo grande de todos los brasileños, nativos o nacionalizados y nos recordó su origen y la herencia que recibieron en 1926 de la Provincia de Filipinas que la inició a principios del siglo XX con los frailes que abandonaron Filipinas con la independencia.

Seguidamente escuchamos a los PP. Paulo Gabriel y Eduardo Paredes, de los Vicariatos de la Consolación (Brasil) y Bolivia respectivamente, que nos expusieron de manera pedagógica y atractiva la historia de los pasos que se han dado y se están dando, encaminados a la constitución de una nueva Provincia para 1918. Su exposición suscitó bastantes preguntas sobre todo entre los que no entendían por qué dos provincias en Brasil, y el cómo de dos circunscripciones tan lejanas culturalmente, y a todo respondieron con solvencia y convicción. También intervinieron los Provinciales responsables de ambas circunscripciones, P. Orcasitas y P. Paul (Holanda). El P. Miguel Angel nos dijo que habíamos llegado tarde al trabajo vocacional porque se pensaba que la fuente europea sería inagotable. Por su parte el P. Paul recordó la labor extraordinaria de los misioneros holandeses y nos dijo que siguen ayudándoles, que requieren su propio estilo de vida, pero que ellos ya no tienen ni el conocimiento ni el poder para guiarles por lo que ven bien la unión.

A continuación salió el P. Bernardus, de Papúa (Indonesia) una circunscripción misionera joven dependiente de Holanda que aspira a ser Vicariato. Nos dijo que tienen 32 frailes nativos de votos solemnes y 3 holandeses, más otros 34 en formación, con cinco parroquias y cinco casas a su cargo; que les ayudan de diferentes modos desde Cebú y desde Australia, que siguen creciendo y que están buscando la forma de ser independientes también económicamente. Las perspectivas vocacionales son bastante buenas.

Finalmente salieron los PP. Fidel Alvarado y Lizardo Estrada (de Chulucanas y Apurimac) para decirnos que tras la encuesta realizada a todos los hermanos de los tres Vicariatos, en la que casi la totalidad mostraron su adhesión positiva, se están dando los primeros pasos para iniciar la unión de las tres circunscripciones misioneras y con el tiempo, tal vez, la constitución de una nueva Provincia en el Perú, ante el bloqueo de la unión de las cuatro circunscripciones. En la estadística salía que son 72 frailes de votos solemnes y 27 más en la etapa de formación. Que tienen como fortaleza el que todos se conocen por haberse formado en el mismo seminario pero que necesitan ir dando pasos para consolidar otros aspectos, entre ellos la economía y las diferencias culturales.

En el ambiente se notaba alegría, optimismo e interés por estas nuevas realidades. Las preguntas a los protagonistas no cesaron en toda la mañana y los aplausos tributados a los hermanos que expusieron los Proyectos graficaban el calor de la esperanza. Con estas exposiciones agotamos la mañana. La tarde la emplearíamos en los grupos lingüísticos revisando, proponiendo y redactando las propuestas que pasarán mañana a ser aprobadas o rechazadas por el Capítulo.


9 Septiembre 2013

P. Lizardo Estrada, del Vicariato de Apurimac, Perú, presidió la Misa con la que comenzamos el día. El Evangelio nos hablaba de la curación que Jesús hace de un inválido en día sábado. Bien cla-ro nos dijo que ceñirse a la letra de la ley, olvidando el amor al prójimo es maldad; que esconderse entre las cuatro paredes de la celda para no acudir a los espacios donde Dios llora es el pecado de los que se creen buenos. Que Jesús nos enseña que el verdadero culto a Dios es el amor, que se ma-nifiesta en la acción a favor de los necesitados, como el hombre de la mano paralítica del Evangelio.

En la sala Capitular, a la hora prevista, P. Alejandro, nuevo Prior General, inició el trabajo como cada día, con una breve invocación al Espíritu Santo. Inmediatamente el moderador dio paso al plenario del trabajo realizado el día sábado. No pretendo recoger todo lo que se dijo, porque no es el objetivo de esta sección, sino comunicar a nuestros lectores el sentir de la Asamblea y los principales temas que surgieron y concitaron interés. En el tema Comunión/Comunidad se dijo que si Dios no está dentro de nosotros, si el Dios trinitario no está presente en nuestras comunidades, todo lo que se proponga serán proyectos humanos llamados al fracaso. El fraile mandará en su cuarto y la televisión en la sala, por eso es vital enraizar el espíritu de contemplación en nuestras casas, a la vez que pedían volver a reflexionar el documento de Dublín.

Otro grupo dijo que la Curia debe ejercitar la autoridad que tiene, que no deberíamos estar divididos por nacionalismos porque somos una Orden internacional. Muchos hermanos sienten más la perte-nencia a la provincia que a la Orden por lo que el cambio de mentalidad debe darse desde la forma-ción. Se interrogaron también sobre Cuba: ¿quién se encarga de Cuba, a quién le importa? La llama- da a ser Signo Profético fue reflexionada por otro grupo y se preguntaba qué significa ser profeta hoy, a la vez que nos invitaba a involucrarnos en los problemas y sufrimientos de nuestra sociedad. Sugerían también utilizar más la tecnología actual para difundir el Evangelio y nuestro crisma. Sobre el tema de Colaboración con la Orden el grupo se congratulaba con las uniones que están en marcha (Brasil, Bolivia y Perú) y estimaba que se debería priorizar las uniones, las colaboraciones y los intercambios; abogaba porque se establezca una más firme colaboración en los proyectos de formación y pedía crear fondos de becas de apoyo para donde se necesiten. Por su parte uno de los grupos que reflexionaron sobre los Desafíos, apuntaron también lo de crear un fondo común para ayudar a las vocaciones con ciertos criterios y condiciones; pidieron mayor énfasis para superar el provincialismo y la comodidad compartiendo e intercambiando personal entre las circunscripciones, e insistieron en la necesidad de estudiar una segunda lengua para mejor servir en otros ámbitos. Finalmente hicieron una petición novedosa: que todos los agustinos se pongan una vez en su vida durante 4 años a las órdenes del Prior General para trabajar en cualquiera de los Proyectos que tiene la Orden. Esta última propuesta generó alagunas preguntas y aclaraciones, pero hubo bastantes intervenciones de apoyo. El otro grupo abogaba por las casas de formación inter circunscripcionales y solicitaba que se organicen dos cursos de formadores como Orden.

Intervino el P. Alejandro pidiendo a los SS.MM mayor cuidado de los jóvenes que profesan y/o se ordenan, que no les falte el apoyo y la formación permanente, porque cuando un hermano se retira es la comunidad quien debería hacer un examen de conciencia. Finalmente el grupo de Italia pedía reforzar el estudio como parte de nuestro carisma, trabajar más con los emigrantes, reafirmar la presencia de la Orden donde ha sido más significativa, ayudar a las circunscripciones que tienen dificultades con las vocaciones, establecer como normal en la orden el bilingüismo y apoyar las casas que significan mucho para la Orden como Casia, Pavía, Tolentino, Ostia y otras. El P. Agustín Alcalde recalcó que en Europa solo en Portugal están creciendo las vocaciones, pero recalcando que el problema no son las vocaciones sino el testimonio de los hermanos en la comunidad.

Después de la pausa regresamos a los grupos para trabajar el Suplemento de la Ratiae Formationis. A las 4 pm iniciamos el plenario en sesión abierta con algunos comentarios de los capitulares. Se dijo que debería haber una revisión de la Ratio, que esta es una lineamenta que toca temas muy particulares como internet, importante, sí, pero que podría haber otras más importantes y básicos como el marco antropológico de la formación, que hay un cierto pelagianismo en los seminarios y que se necesita contar más con la gracia, ya que en la base de los problemas está la falta de internalización de los valores y que no basta con el simple voluntarismo. Se habló también de las vocaciones tardías, que hay formadores demasiado jóvenes en la formación, y que la Orden debe hacer un nuevo plan de formación, entre otras cosas.

A continuación el P. General presentó brevemente el Manual de Justicia y Paz y el Secretario pidió que digamos nuestro parecer sobre el Manual de Funciones. Nos fuimos nuevamente al trabajo por grupos y regresamos para el plenario. En general todos estuvieron de acuerdo con ambos documen-tos, por eso apenas se hicieron comentarios. Uno estimaba que no está muy fundamentado en el Ma-nual de JP el tema de la espiritualidad y otro que se echaba en falta citar las ONGs que ya existen en nuestras provincias. En cuanto al Manual de Funciones se vio que faltaba la comisión de Vida Religiosa; consideraban que debería estar presente y sugerían que fuera asumida por el Instituto de Espiritualidad; otros echaban en falta la ausencia de relaciones entre las diversas comisiones.

En la última parte de la tarde los PP. Pelayo y Eduardo Flauzino presentaron en un video la historia del proceso de la unión de las tres circunscripciones del Brasil hasta la constitución de una nueva Provincia. Posteriormente contestaron diversas preguntas de los asambleístas, y para concluir, el P. Ángel Escapa, provincial de Castilla, tuvo una muy emotiva intervención, tocando a grandes rasgos la historia humana y religiosa de la Provincia castellana hasta concluir en el parto de esta nueva Provincia brasileña, merced a la generosa entrega de tantos agustinos que entregaron su tiempo, su esfuerzo y hasta su vida para que hoy sea una hermosa y promisoria realidad. El largo aplauso que le tributamos hablaba a las claras que nos había tocado la fibra más sensible de nuestro corazón agustiniano y misionero.


7 Septiembre 2013

Como todos los días, comenzamos el Capítulo en la capilla, pidiendo al Señor que nos ilumine para tomar las mejores decisiones. Presidió la Eucaristía el P. Andrew Batayola que acercó el Evangelio a nuestra realidad; realidad que por cierto coincidía con lo que nos dijo el primer día el P. Adolfo Nicolás: no existen desafíos religiosos, los desafíos son humanos, son necesidades y problemas humanos. El verdadero desafío es cómo reducir el sufrimiento de la humanidad. Para Jesús también fue así, las prescripciones legales declinan ante las necesidades humanas.

Más tarde, en la sala capitular nos esperaba el P. Alejandro, Prior General, que inició el trabajo con una sencilla oración invocando al Espíritu Santo. El secretario del Capítulo informó que más de 1/3 de los participantes habían firmado para cambiar la metodología, por lo que el moderador invitó al P. Gianni a que nos aclarara bien cuál era la nueva propuesta para ser votada. En resumen, solicitaban separar las propuestas del texto, identificar los puntos fundamentales o prioridades y trabajar sobre ellas y en otro momento aprobar el instrumentum laboris. Sometida a votación salió aprobada por mayoría (57 votos a favor) por lo que se procedió a realizar una pausa para que el Comité organizador del Capítulo estructurara una nueva metodología de trabajo.

Concluido el compás de espera, nos fuimos al trabajo por grupos lingüísticos hasta concluir la mañana con un tema específico para cada uno de los siete grupos, con el fin de reflexionarlo y proponer a la Asamblea las sugerencias y determinaciones concretas que propicien los cambios que necesita hoy nuestra Orden. Pasada la 1.30 regresamos a la capilla para rezar la hora intermedia. El plenario quedaría para el lunes; después del cansancio natural y las tensiones, alegría general: la tarde sería libre.


6 Septiembre 2013

En la Eucaristía con que comenzamos el día, el P. Franz Klein nos invitaba a poner el vino nuevo en odres nuevos, porque sólo así tendremos un vino agradable en el futuro, y nos invocaba a tener una mente abierta para saber discernir lo que es necesario para el futuro de la Orden y hacer las pro-puestas adecuadas para lograrlo. Ya en la sala capitular, el P. Alejandro leyó un texto bíblico y rezó una breve oración invocando al Espíritu Santo. El moderador, P. Elizandro Terán, nos invitó a visitar el sábado la capilla Sixtina y el Secretario General dio cuenta de las votaciones hechas el día anterior sobre las Constituciones. En resumen, todos los números fueron aprobados y los dos yuxta modum propuestos no llegaron al número necesario para introducir el cambio.

A continuación el P. Michael presentó el Instrumentum Laboris, el documento hecho en el Capítulo Intermedio pero modificado con las aportaciones hechas desde las circunscripciones, y sobre el que íbamos a trabajar durante el día. Nos dijo que la unidad es una forma de servicio y una verdadera proclamación del Evangelio, el ideal que siempre quiso Jesús, qué todos sean uno, y lo que enamoró a Agustín de las primeras comunidades: vivían unánimes y concordes...y nos recordó la frase revolucionaria del P. Tack, “la comunidad es nuestro primer apostolado”. El Secretario aclaro que trabajaríamos sobre dos temas distintos, uno el documento –capítulo a capítulo- y otro las propuestas sugeridas y otras que pudieran salir en el grupo. Que sobre el documento no había nada definido aún: podía ser aprobado como está o cambiado, resumido, o redactado de nuevo. Con estas o parecidas indicaciones nos fuimos al trabajo por grupos lingüís-ticos por espacio de una hora. Siendo las 11.30 regresamos para el plenario.

En general, todos los grupos estuvieron de acuerdo con el documento. Algunos grupos propusieron pequeñas modificaciones, en concreto, la introducción. El texto recoge bien el itinerario recorrido en los últimos años en pos de nuestra identidad, sin embargo el P. Paulo Gabriel observó que el documento tiene un juzgar (el texto) y un actuar, (las propuestas) pero que le faltan algunos números sobre el ver (la realidad). La frase del P. Tack la comunidad es nuestro primer apostolado, suscitó una discusión muy alturada, rica en intervenciones y argumentos: que los desacuerdos sobre la frase simplemente grafican la tensión entre comunidad y apostolado, que la comunidad es la casa y la escuela de la comunión, por tanto en línea con la encíclica Novo Milenio, que es don y carisma, que es trinitaria, que es preciso recrear nuestra vida religiosa desde la comunidad, que es prioritaria… en fin, una verdadera fuente de argumentos que consumió prácticamente toda la mañana, pero que mereció la pena.

En la tarde se continuó con las propuestas; las principales que salieron, que ninguna comunidad tenga menos de tres miembros, que se celebre mensualmente el Capítulo local y reafirmar el liderazgo que debe tener el prior local. Otro grupo opinaba que las propuestas ponen demasiado énfasis en el prior local, y que debería estar en las fomentar las buenas relaciones –crear la cultura de la confianza- y el Capítulo local. Se insistió en que el prior debe ser líder, contar con recursos, estrategias y capacitación para animar eficazmente a la comunidad.

Concluido el primer capítulo del texto, pasamos al segundo. Nuevamente el P. Michael salió a la palestra para hacernos una introducción del texto y el contexto. Nos dice que este Instrumentum Laboris es una ampliación de lo hecho en Filipinas en el 2010, que buscaba comprometer e implicar a todos con su reflexión y propuestas. Con algunas aclaraciones nos fuimos nuevamente a los grupos y tras de la pausa, regresamos para un nuevo plenario.

Sin embargo no ocurrió lo de la mañana. En lugar de centrar el trabajo sobre las modificaciones al texto y las propuestas, se armó una discusión a partir de la opinión de grupo que proponía separar las propuestas del documento. A esta propuesta surgieron otras que entorpecieron la marcha por buen tiempo hasta que se retomó la metodología iniciada. Aplicando las normas capitulares, sola-mente se podía hacer cambios metodológicos si aportan el consenso de 1/3 de los capitulares.

Una vez retomado el cauce, los grupos hicieron sus aportes. Nuevamente el texto fue aprobado por todos, con algunas modificaciones menores y surgieron algunas propuestas interesantes además de las que propone el documento. En concreto, recuperar el espíritu mendicante, propio de nuestras raíces, y adaptarlo al mundo de de hoy, lo que traducido significa: a. Mayor espíritu de contemplación y oración. b. Desinstalación y salir de nuestras habitaciones y oficinas c. Vivencia más cercana y radical del Evangelio. d. Austeridad y trabajo como forma de vivir hoy la pobreza e. Solidaridad con los pobres en la línea de Justicia y Paz. f. Centrados en el estudio serio para responder al mundo de hoy en el diálogo fe-cultura. g. disponibles para la misión de Dios.

Otro grupo sugería –además de las propuestas del texto- promover los centros de estudios como el Estudio Teológico de Valladolid que puede ya dar títulos; priorizar el estudio y los espacios para una sólida formación; que el activismo no impida la contemplación, la reflexión y el estudio; establecer en serio la formación permanente; acompañar a los nuevos ordenados y profesos de solemnes, recuperar el equilibrio entre acción y contemplación. Otro grupo proponía especializar a los hermanos, también en asuntos sociales requeridos por la cultura actual y otro más añadir la espiritualidad. Sin embargo otro equipo opinaba que deberían quitarse las propuestas del texto porque no aportaban nada ya que estaban en las Constituciones.

La tarde concluyó bien, con buenas propuestas, pero con la sensación de haber perdido un tiempo precioso en discusiones de metodologías que no aportaron nada.


5 Septiembre 2013

Como es habitual, el día comenzó con la oración de Laudes y la Eucaristía, que tuvo como centro de reflexión la llamada del Señor a seguirle, es decir, el tema de la vocación. Presidió la Misa el P. Miguel Ángel Martín, quien nos hizo una ilustrativa reflexión sobre el llamado que Jesús nos hace a participar de su propia actividad: anunciar el Reino, lo que implica un nuevo modo de vivir.

A la hora habitual fuimos convocados a la Sala Capitular para el trabajo. En la mesa de presidencia el moderador, P. Emmanuel Borg, el Secretario General, P. Miguel Angel y el neoelecto General, P. Alejandro, quien inició la tarea con una sencilla oración al Espíritu Santo. Seguidamente el Secretario nos anunció que seguían llegando mensajes tanto de oración por el Capítulo como de felicitación por la elección del nuevo General. De estas han llegado varios centenares, entre los que destacó la del Arzobispo de Panamá, Mons. Ulloa, y la del Obispo de Iquitos, Mons. Miguel Olaor-túa. Nos aclaró también que el documento recibido el día anterior sobre las Líneas Guía para tratar los posibles casos de abuso a menores, no tanto era para estudiarlo ahora como para saber a qué atenerse en caso de necesitarlo porque es legislación canónica, pero que lo mejor es no necesitarlo.

Seguidamente nos fuimos a trabajar por grupos idiomáticos para evaluar las presentaciones hechas el día anterior por los miembros del Consejo. Una hora después, los secretarios fueron dando los aportes de los grupos. El que más se repitió fue la débil presentación de la economía, no tanto porque no estuviera bien hecha y precisa, sino porque en el power point no se apreciaba con suficiente claridad y faltó un resumen de entradas, salidas y balance. Se aclaró también que el hecho de haber descendido las finanzas se debe al importante trabajo de remodelación que se hizo en el Patrístico y que todos hemos comprobado, pero que las finanzas siguen estables y el balance positivo. Se habló también de generar una mayor comunicación de bienes, porque mientras unas provincias acumulan fondos otras pasan necesidad y las que tienen vocaciones no les alcanza porque la formación es muy cara. El P. Prevost destacó el buen trabajo del P. Matías y aclaró que nuestras inversiones tienen garantía de responsabilidad social. El informe sobre la presencia de los agustinos en la ONU se ha visto débil, con una información insuficiente para saber a qué atenernos y poder articular en red las cosas que se están haciendo en las circunscripciones en la línea de Justicia y Paz. Se destacó el buen trabajo que se está realizando en el Patrístico y la excelente proyección internacional que ha logrado gracias a sus profesores.

Después de la pausa, salió el tema del Instituto de Espiritualidad. Unos querían su descentralización para que vaya a las diferentes regiones, otros creían que hacerlo en Italia era una vivencia distinta que nos ligaba a nuestros orígenes, otros pensaban que podría hacerse mixto, presencial y online. Un grupo solicitaba que el Instituto debe hacer materiales que lleguen a los Priores locales a fin de renovar el Capítulo local y convertirlo en una verdadera fuente de renovación personal y comuni-taria. Otro grupo presentó la idea de nombrar al P. Bellesini patrono de la pastoral juvenil.

Un grupo solicitaba que se dedique una sesión especial al tema vocaciones. Se preguntaba si se está haciendo en Europa todo lo posible por las vocaciones, por qué no se privilegia el trabajo con emigrantes y por qué no se promueven comunidades internacionales si hoy las ciudades son pluriculturales. Gustó mucho la apuesta de la Orden por la pastoral juvenil como se ha visto en los encuentros EJA. En la última hora –escasa- volvimos a los grupos, por regiones, para comentar los informes de las circunscripciones.

La tarde se inició con el plenario. Un grupo lamentaba que se pusiera fecha de caducidad a la provincia de Holanda y se preguntaba si se podría aún hacer algo para evitarlo. De los grupos de OALA Salió el tema de Haití, donde Antillas piensa abrir una casa porque además hay vocaciones. Se comentó la situación de la delegación Centroamericana y los problemas que hubo en Nicaragua; se preguntaron sobre la situación jurídica de Cuba, el por qué, el para qué y el cómo para poder tomar las mejores decisiones de apoyo; se alabó también las decisiones de unidad que se están tomando en Brasil, Bolivia y Perú, así como la unión de los noviciados y en el futuro tal vez seminarios por regiones, norte, centro y sur. Otro pidió que se destacara y se diera a conocer la importante decisión de Colombia de lanzarse a crear una universidad.

De Africa destacaron la situación de las circunscripciones jóvenes, el deseo de unión entre Kenia y Tanzania, y el apoyo que presta Nigeria. De Asia destacaban que solo los jóvenes atraen a los jóvenes, pero traerlos de otras culturas no lo veían claro áun. Varios grupos sacaron el tema de la abadía de Brno y la imposibilidad de crear allí una comunidad por el momento. Las provincias mediterráneas alabaron la creatividad de la provincia anglo escocesa que están teniendo para el tema vocacional; lamentaron que no se hable del trabajo inter religioso y ecuménico, echaron el falta que no aparezcan los proyectos vocacionales que darían ideas a otros, que no se informara sobre el fracaso de unión Holanda-Bélgica-Alemania, y se preguntaban por qué la provincia de Polonia no acaba de despegar. Los más directos responsables tomaron la palabra para resolver estos por qués, aclarando al auditorio las dificultades encontradas en el camino. Un hermano del norte afirmaba que no se puede abrir las puertas a un solo joven si después no le puedo ofrecer una comunidad; y si se hace una comunidad internacional como servicio a la Iglesia eso es aceptable y se puede apoyar, pero usar a los jóvenes para atraer vocaciones es un mal punto de partida.

Finalmente el P. General pidió una reunión con los SS MM. para ver con qué personal puede contar como asistentes de las distintas regiones. Por su parte el Secretario pidió llevar la separata con los números de las Constituciones para poner el placet, non placet o placet yuxta modum, a fin de que puedan ser aprobadas, porque se necesita la aprobación de dos Capítulos Genrales. Al regreso nos tomamos la foto oficial en la escalinata del Patrístico y culminamos la tarde refugiados en el silen-cio de la capilla para despedir el día con el broche de oro de la oración y la acción de gracias a Dios.


4 Septiembre 2013

En la capilla, a primera hora de la mañana, celebramos la solemnidad de N. Sra. de la Consolación, y reflexionamos sobre la especial devoción a la Madre de Dios que tiene bajo esta advocación nuestra Orden. Después de la Misa y el desayuno nos dirigimos a la Sala Capitular para iniciar un día más de trabajo, en esta ocasión, las elecciones del nuevo Prior General.

El presidente del Capítulo dio comienzo a la jornada con una breve oración de invocación al Espíritu Santo, y tal como se había solicitado, el auditorio siguió en un ambiente de silencio y oración, previo a la elección del nuevo Prior General que se iba a realizar, mientras que el P. Michael Di Gregorio iba leyendo pausadamente algunos números significativos de las Constituciones, relativos a la misión que conlleva el cargo de Superior General de la Orden.

Después de la oración, el Secretario General, volvió a repetir las condiciones para la votación, mandó salir a los invitados sin derecho a voto, se repartieron las papeletas y se procedió a la elección. El Secretario, P. Miguel Angel, fue leyendo la lista de los capitulares mientras se iban acercando por orden a depositar la papeleta en la urna. Tras la votación y conteo por los votos por los escrutadores, se dio a conocer los resultados: P. Alejandro, 37 votos; P. Luciano, 18 votos y P. Anthony Banks, 17 votos. No fueron suficientes, se necesitaban 3/5 de los votos, es decir, 50 votos para ser elegido. Pero como hubo 4 abstenciones, comenzó una breve polémica entre los más expertos sobre si esos 3/5 eran sobre el total (83 capitulares) o sobre los votos válidos. El tema se solucionó porque al parecer había jurisprudencia sobre el caso, así que se procedió a una segunda votación. Tras el escrutinio, estos fueron los resultados: P Alejandro, 45 votos; P. Luciano, 23 votos y P. Anthony Banks, 14 votos y 01 en blanco. Se necesitaba una nueva votación porque no se había llegado a los 3/5 requeridos por la ley, así que nuevamente se repitió todo el proceso, y esta vez sí, escuchamos la voz del Presidente del Capítulo: habemus Generalem. La asamblea se había decantado mayoritariamente a favor del P. Alejandro Moral con 58 votos, 22 para el P. Luciano 3 para el P. Anthony. El aplauso sonó espontaneo y tras dar las gracias, fuimos citados a la capilla a las 12 del mediodía para la ceremonia de toma de posesión del cargo.

En la capilla, todos de riguroso hábito, cantamos el Te Deum, se leyeron las oraciones del ritual en latín y escuchamos las palabras de agradecimiento del P. Alejandro en español, inglés e italiano. Nuevamente sonó un largo y sonoro aplauso. El presidente le entregó el Sello de la Orden y se procedió a darle el abrazo de felicitación mientras cantábamos el Magne Pater Augustine. Los comentarios siguieron en el comedor, sumándose a la alegría mayoritaria por la elección, la de saber que tendríamos la tarde libre.


2 Septiembre 2013

Muy de mañana cargamos pilas en la capilla con la oración de Laudes y la Eucaristía. Hoy las lecturas nos hablaban de la misión de Jesús, (Lc 4,16-30) llevada a cabo por la acción del Espíritu y que nos hablaban de llevar a los pobres la buena nueva, proclamar la liberación a los cautivos, anuncia la vista a los ciegos, dar libertad a los cautivos y proclamar el año de gracia del Señor.

En la Sala Capitular, el Presidente dio la bienvenida al P. Patricio Villalba, Provincial del Ecuador que recién se incorporaba a las sesiones. El P. Paul Graham, moderador, dio la palabra al P. Robert Prevost para hacer entrega al Presidente del sello que lo acreditaba como Prior General. El P. Bob dio gracias a todos pero especialmente a los miembros de su Consejo que le acompañaron a lo largo de estos años: Juan Carlos, Luciano, Martín, Miguel Angel, Alejandro, Romel, Luis, Fernando…, y al P. Miguel A. Martín, que ha batido el record como secretario. Recordó a los que han ido a trabajar a las casas que están bajo la autoridad del General y a todos los que han colaborado en su mandato. Terminó con la frase del Evangelio: siervos inútiles somos, hemos hecho lo que teníamos que hacer. Puestos en pie, los capitulares dieron rienda a un aplauso fuerte y sonoro que parecía no tener fin. En nombre de todos el P. Michael agradeció al P. Robert todos sus desvelos y trabajos por la Orden a lo largo de estos intensos años al frente de la misma.

Seguidamente el Secretario del Capítulo procedió a leer las normas para la exploratio mentis sobre el nuevo Prior General. Cada capitular recibió una papeleta donde podría poner uno, dos o tres nombres, siempre en orden de preferencia. Tras el sondeo los miembros de la comisión encargada hicieron el conteo saliendo los siguientes nombres: P. Alejandro Moral, 45 votos; P. Luciano de Michieli, 35 votos; P. Anthony Banks, 28 votos; P. Michael Di Gregorio, 22 votos y P. Eusebio Berdón, 10 votos (sumados todos, por cierto). El resto de la mañana y parte de la tarde estuvo dedicado al informe de la Orden en Europa. Tomaron la palabra principalmente el P. Carlos Morán, presidente de la OAE y el P. Dawidowski, quienes, apoyados por un buen power point, minucioso en cuanto a mapas, acuerdos y estadísticas, informaron de manera detallada y pormenoriza acerca de las actividades que se han realizado en estos últimos años en las Provincias de Europa y los problemas que enfrentan, especialmente los relativos a la escasez de vocaciones y a la edad media de la mayoría de los agustinos de esta región.

Hubo muchas preguntas e intervenciones de diversos protagonistas. Largo y prolijo sería reseñar la cantidad de iniciativas y experiencias novedosas presentadas, pero quiero destacar a modo de ejemplo las presentadas por el P. Gianni, el llamado Austin Forum, o la del Atrio de los gentiles, así como la que presentó el P. Javier Antolín sobre una comunidad religiosa en un albergue de peregrinos del camino de Santiago, en León (España).

Al final de la tarde volvimos a los mismos grupos del viernes para comentar los resultados del sondeo. Cumplido el tiempo volvimos a la Sala para un plenario donde fueron vertiéndose cosas ya muy concretas y prácticas: Vocaciones que se pierden en Africa e India por falta de apoyo, sugerencias de apadrinamiento, estructura más adecuada para la Orden conforme a las experiencias habidas, nuevas ideas sobre el perfil que debiera tener el nuevo General, el tema de los asistentes: que esté presente un joven, que al menos uno sepa el idioma de la región, que haya un africano,...

El reloj desgranó las campanadas señalando el final de la tarde. En ordenada marcha, todavía comentando, dejamos la Sala camino de la capilla para el rezo de Vísperas. Concluía un día muy intenso de realidades, preocupaciones y búsquedas.


31 Agosto 2013

El horario del sábado comenzó, como todos los días, en la capilla de Santa Mónica con la oración de Laudes y la Eucaristía, esta vez presidida por el P. Prosper Grech, -nombrado no hace mucho Cardenal por S. S. Benedicto XVI- quien dejó traslucir en la homilía, no solo la profundidad de su magisterio, -tantos años dedicado a la cátedra- sino también el buen humor del que frecuentemente hace gala.

Y cumpliendo el horario habitual, a las 9.30 nos esperaba en la Sala Capitular una grata sorpresa: nada menos que la Superiora General de las Agustinas Misioneras, la española M. Angelita Velasco, que venía a compartir con nosotros la rica experiencia de sus más de 400 religiosas misioneras. Durante algo más de hora y media la M. Angelita nos dio un repaso histórico de la Congregación que dirige, desde sus orígenes hasta la actualidad. Apoyada por un power point, fuimos testigos de la inserción de nuestras hermanas agustinas en lugares de pobreza, violencia, hambre y consunción. Lugares difíciles como el Chocó de Colombia, la selva del Perú, el sur de Argentina, Brasil, India, China, Guinea, Tanzania, Kenia, etc. etc. Como le dijo el Papa el día de San Agustín, durante el saludo después de la Misa, ¡qué grandes misioneras! Dado que tienen nuestro mismo carisma y espiritualidad, nos sentimos rápidamente identificados con la obra y el valiente testimonio de sus religiosas. Por nuestras retinas pasaron imágenes impactantes, relatos emocionantes y vivencias cotidianas de apoyo a la mujer y a la niñez abandonada, a la educación de los más desfavorecidos y a tareas que buscan reducir el hambre y el dolor en hospitales y barridas. Y cómo no, la valentía de permanecer en la Argelia donde murieron mártires las hermanas Cary y Esther. Trabajos y testimonios que solo pueden sustentarse anclados y sostenidos por la fe profunda, la oración constante y la fraternidad vivida según el más genuino espíritu evangélico y agustiniano.

Después de la pausa los asistentes le dirigieron numerosas preguntas, dictadas por el vivo interés que suscitó su testimonio y que solo la tiranía del tiempo pudo cortar. Con un fuerte aplauso despedimos a la representante de una de las ramas de nuestra Orden con la que mejor podemos sintonizar por su cercanía al Evangelio, a la Iglesia y al espíritu de San Agustín.

A continuación hubo asamblea plenaria. Pero antes de dar paso a la participación, el Secretario General, P. Miguel A. Martín, leyó algunos mensajes de apoyo y oración por el Capítulo llegados de distintas latitudes de la geografía agustiniana. Se sucedieron diferentes intervenciones sobre el perfil del nuevo Prior General, todas buscando orientar la lección más conveniente para la dirección en nuestra Orden en el próximo sexenio. Concluido el horario, el Presidente del Capítulo decretó la tarde libre, con lo que las labores capitulares quedaron interrumpidas hasta el próximo lunes 2 de septiembre.


29 Agosto 2013

Comenzó la actividad del día a las 7.30 con la Eucaristía, presidida por el P. Robert Prevost que nos dio un bonito mensaje a propósito del martirio de Juan el Bautista. Después del desayuno, siendo ya las 9.30, los 90 participantes nos reunimos en la Sala Capitular (Aula Magna del Patrístico) para el comienzo formal del Capítulo. El Secretario General, P. Miguel A. Martín, leyó el decreto de nombramiento del Presidente del Capítulo, cargo reservado al Vicario General, P. Michael Di Gregorio, quien se inició con un discurso muy bien pensado, rico en matices, vivencias, -como el traer a la memoria la obra y mensaje del P. Tack- y datos sobre la compleja realidad de la Orden en su contexto eclesial actual.

A continuación el P. Franz Klein nos ilustró con paciencia sobre el manejo de la tableta. El resto de la mañana tuvo la palabra el Secretario General, que nos ilustró pormenorizadamente acerca de todos los aspectos formales que hay que tener en cuenta para el desarrollo normal y legal de un Capítulo General y se votaron los cargos oficiales (moderadores y miembros de las distintas comisiones) a mano alzada. Con el rezo de la hora intermedia y el almuerzo concluyó la mañana.

En la tarde tuvimos una grata sorpresa. El P. Robert Prevost nos presentó al P. Adolfo Nicolás, Prior General de los PP. Jesuitas, que disertó desde su amplia experiencia y sabiduría acerca de los Desafíos de la Vida Religiosa para el mundo de hoy. En concreto citó y disertó acerca de los siguientes: Asumir los grandes desafíos de la humanidad (cómo reducir el sufrimiento de los hombres hoy), recrear la vida religiosa para nuestros coetáneos, la importancia de las relaciones, recuperar el discurso de la sabiduría, ofrecer a los jóvenes una experiencia religiosa con un toque monástico, trabajar con una nueva teología de la misión, el cambio demográfico norte-sur y la interculturalidad, y la necesidad de encontrar un 'nuevo lugar' para la vida religiosa en la Iglesia de hoy.

Después de la pausa nos fuimos a un trabajo por grupos lingüísticos. Ni que decir tiene que los retos planteados generaron una amplia participación en los grupos, donde salieron inquietudes y preguntas que después serían llevadas al plenario y planteadas al mismo ponente. Nuevamente sus intervenciones fueron un deleite y una verdadera iluminación, por eso el tiempo resultó muy corto para tantas cuestiones como querían plantearle. La tiranía del tiempo nos llevó a cortar la voz de la sabiduría para irnos a la capilla a rezar Vísperas. Después de la cena siguieron las conversaciones por grupos, unos desde las terrazas de Santa Mónica y otros paseando por la vecina y monumental plaza de San Pedro. Terminaba así con estas inquietudes el segundo día capitular.


28 Agosto 2013

Oficialmente hoy comenzó el Capítulo con la Santa Misa. A primera hora recibimos del P. General la grata confirmación que sería presidida por el Papa Francisco a las seis de la tarde. Iniciamos la jornada con el rezo solemne de Laudes a las 8 de la mañana en la capilla de Santa Mónica. Laudes cantados, por supuesto, y muy bien cantados y animados al órgano por el responsable de liturgia. El P. Robert nos felicitó por la fiesta de San Agustín y le correspondimos con un fuerte aplauso. A las 11 de la mañana nos convocó al Aula Magna del Patrístico donde recibimos todo tipo de informa-ciones, y normas prácticas para el normal desarrollo de la vida durante el Capítulo, pero especial-mente acuerdos e informaciones relativas a la Eucaristía de la tarde con el Santo Padre. Incluso tuvimos un ensayo con el responsable del coro para que sonara al unísono el Magne Pater. Al final nos dieron la carpeta con los materiales y una tableta.

A las 4 en punto de la tarde dos autobuses nos llevaron a la Basílica de San Agustín para la solemne celebración de las Vísperas en honor de nuestro Padre y posterior Misa con el Papa. Los más de 80 agustinos, todos de riguroso hábito y con la credencial al cuello, hacían una singular procesión por las angostas calles cercanas a la Basílica, despertando la curiosidad y las cámaras de los turistas. Tuvimos las Vísperas cantadas, muy solemnes, con la presencia también de algunas religiosas agustinas y también algunos laicos, y por fin, llegó el momento más esperado. Desde la sacristía, tras de la cruz y los faroles, la procesión con los concelebrantes y el Papa Francisco camino del altar. Ya en la sede, el P. Robert Prevost le dirigió unas sentidas palabras que hablaban de agradecimiento, del importante Capítulo General que se abría y algunas citas de san Agustín muy bien traídas al contexto.

En la homilía, Su Santidad nos habló de San Agustín y de las tres inquietudes que debemos subrayar hoy los agustinos: inquietud por la búsqueda espiritual, inquietud por vivir el encuentro con Dios, e inquietud por un encuentro fecundo con el amor como pastores y evangelizadores del mundo de hoy. Tanto la liturgia como los cantos estuvieron a la altura de la solemne y emocionante celebración que vivimos. Notamos un Papa con escasa voz, tal vez un poco cansado, pero aún así, fiel a su estilo, tras de la Misa, quiso saludar, ya no solo a los seleccionados por el protocolo, sino a todos los presentes, con lo cual se alargó la ceremonia hasta más de las 8 de la noche. Se despidió sonriente y le correspondimos con un fortísimo aplauso con el que quisimos agradecer su grata presencia entre nosotros. Seguidamente los hermanos de la comunidad nos tenían preparada una cena buffet en el salón parroquial muy bien servida con la que concluía un día muy hermoso que había concitado en todos muchas expectativas y del que salimos altamente satisfechos, por los gratos momentos que el Señor nos permitió vivir.


EL PAPA FRANCISCO ABRE EL CAPÍTULO GENERAL DE LOS AGUSTINOS

Cuando los agustinos de todo el mundo se reunirán el jueves 28 de agosto, solemnidad de san Agustín, para celebrar la apertura del 184º Capítulo General de la Orden, lo harán en presencia del papa Francisco, que preisidirá la celebración y predicará. La Eucaristía será celebrada en la histórica Basílica de San Agustín de Roma. Y será televisada. Se podrá seguir desde este link http://www.vatican.va/video/index.html, a partir de las 18,00, hora de Roma.


El miércoles 28 de agosto de 2013, solemnidad de san Agustín, la Orden de San Agustín celebrará la apertura de su 184º Capítulo General en Roma, con Vísperas y Misa en la Basílica de San Agustín en Campo Marzio. Noventa hermanos de varios países, miembros del Capítulo, se reunirán en los días y semanas siguientes, para hablar del estado de la Orden, decidir cuestiones de especial importancia, preparar el programa de los próximos seis años, y elegir al nuevo Prior General y a los miembros de su Consejo. Invitamos a todos a frecuentar esta página en las próximas semanas, para seguir los trabajos del Capítulo. Haz click para ver a los miembros del Capítulo.

© Copyright 2011-2018 - Orden de San Agustín - Contactos - Última modificación: 09. 08. 2018 - Site is powered by CMS Made Simple

Disclaimer: The links on this site have been carefully reviewed and selected. The Augustinian Order has no control over these listed sites, any changes or additions made to their content, or links to other sites that they may contain. For that reason, we cannot completely guarantee the reliability, appropriateness or theological orthodoxy of the total contents of these sites. Additionally, inclusion on this site does not imply endorsement of any product or service that may be offered for sale or advertised on these sites.