OSA

Orden de San Agustín

"Anima una et cor unum in Deum!" (Regula)

Menu
Pensamiento de San Agustín
Orar extensamente no significa, como piensan algunos, orar con muchas palabras. Un deseo continuo no equivale a muchas palabras.
(Carta 130, 19)
Venid, cantemos, hermanos y hermanas. No por placer nuestro, en el descanso, sino para alegrarnos en el trabajo. Como peregrinos en el camino, cantemos en la esperanza, pero prosigamos caminando.
(Serm. 256,3)
Extiende tu amor a toda la tierra si quieres amar a Cristo, pues los miembros de Cristo están en toda la tierra. Si amas sólo una parte, estás dividido.
(Comentario 1Juan 10,)
Enlaces

Beatos Avelino Rodríguez y compañeros, mártires

Noviembre 8

La persecución religiosa que tuvo lugar en torno a la Guerra Civil española de 1936 a 1939 dejó un río de sangre martirial. Obispos, sacerdotes, religiosos y laicos murieron en defensa de la fe. En las filas agustinas destaca el obispo Polanco y los procesos de cinco grupos que fueron aprobados por el Papa Juan Pablo II el 11 de marzo de 2005.

El grupo más numeroso está compuesto por 65 religiosos del Monasterio de El Escorial (Madrid), 10 agustinos de Uclés (Cuenca), también 10 de Caudete (Albacete), 9 de Gijón y Santander, y 4 de Málaga.

La fría estadística no puede olvidar la generosa entrega de religiosos agustinos de las edades más diversas y comprometidos con empeños pastorales también diferentes.

Fueron beatificados, junto a otro grupo de mártires españoles –hasta un total de 498–, el 28 de octubre de 2007 en la Plaza de San Pedro por el Cardenal Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, José Saraiva Martins, en representación del Papa Benedicto XVI.

Los mártires están por encima de las trágicas circunstancias de su muerte y de las páginas sombrías de la historia. La entrega de su vida es un claro testimonio de amor, de perdón y de paz.

© Copyright 2011-2018 - Orden de San Agustín - Contactos - Última modificación: 09. 08. 2018 - Site is powered by CMS Made Simple

Disclaimer: The links on this site have been carefully reviewed and selected. The Augustinian Order has no control over these listed sites, any changes or additions made to their content, or links to other sites that they may contain. For that reason, we cannot completely guarantee the reliability, appropriateness or theological orthodoxy of the total contents of these sites. Additionally, inclusion on this site does not imply endorsement of any product or service that may be offered for sale or advertised on these sites.