Categories: De la Orden
      Date: May  6, 2017
     Title: 550 años de Nuestra Señora del Buen Consejo

Para nuestra Basílica de la Madre del Buen Consejo, en Genazzano, cerca de Roma, el 25 de abril ha sido siempre una fecha muy importante y esperada, vivida con profunda espiritualidad. Este año lo ha sido especialmente porque se celebran los 550 años de la “venida” de la santa y milagrosa Imagen que se venera en un altar dentro del Templo.

La historia está envuelta en un velo de misterio, pero seguramente el sensum fidelium sabe leer en profundidad los antiguos documentos, y acoger el verdadero significado de la acción divina en la historia humana. La tradición indica que esta imagen llegó a Genazzano desde la ciudad albanesa de Scutari, a donde había llegado desde oriente, y había permanecido doscientos años. Esta tradición se trasmite oralmente en Albania, especialmente en el pueblo sencillo, y en ella se basa la amistad de los dos pueblos.

Por lo que se refiere al título de Madre del Buen Conejo, es más antiguo de la “venida” de la imagen, y había nacido aquí, en nuestra antigua iglesia.

Durante la novena, iniciada el día de Pascua, han intervenido sucesivamente los obispos: Mons. Mani, Mons. Fumagalli, Mons. Giretti, il Padre Abad de Subiaco Dom Mauro, Mons. Gianni Checchinato (ordenado obispo de San Severo el día precedente), Mons. Guido Marini e, finalmente, don Ludovico, párroco de nuestra iglesia catedral, que celebra sus 900 años de vida.

Naturalmente han llegado tantos peregrinos de varias ciudades del Lacio. La tarde de la vigilia, con la tradicional peregrinación a pie desde Cave, guiado por el obispo Sigalini, hemos entrado en el núcleo de la solemnidad, coronada por la afluencia de tantísimos fieles, y la presencia de su Eminencia el Cardenal Salvatore Di Giorgi, que ha presidido la ceremonia de la “venida” con el canto del Akatistos.