Categories: De las circunscriciones
      Date: Sep 15, 2014
     Title: Momento histórico para la orden en la república Checa
{if ($mydetail == '1')}{else}{/if} Praga, República Checa
Septiembre 2014
El viernes 12 de septiembre de 2014 será de ahora en adelante una fecha importante no sólo para la Provincia Checa sino para toda la orden...


El estado devuelve dos cuadros de Rubens de la Iglesia de Santo Tomás de Praga

El viernes 12 de septiembre de 2014 será de ahora en adelante una fecha importante no sólo para la Provincia Checa sino para toda la orden. En un acto oficial en la Galeria Nacional, en presencia del ministro de cultura y el director de la Galeria Nacional de arte, se firmó el contrato por el que el estado checo devuelve los cuadros de Rubens de la iglesia de Santo Tomás ( San Agustin y el martitio de Santo Tomás) a la provincia de Bohemia. Los cuadros vuelven a los agustinos como parte del proceso por el cual el estado, devuelve parte los bienes confiscados durante el periodo comunista. Los cuadros seguirán en la Galeria Nacional de Praga después de firmar un acuerdo, por el se prestan, por un tiempo de 15 aňos.

Un poco de historia

El martirio de Santo Tomás y la escena de San Agustin con el niňo en la playa fueron pintados por Rubens entorno a 1635. Fue un encargo del primer provincial de la Provincia Checa Juan Bautista Cristelius que, después de que la provincia se independizará de la de Baviera ( 1604), quisó que las obras de un autor de renombre, decorarán el altar mayor de la iglesia conventual de santo Tomás, casa madre de la Provincia.

En 1896 el estado Checo, representado por la Galería Nacional de arte pide prestados los cuadros para una exposición internacional en Praga. El acuerdo compromete a la Galeria Nacional a hacer dos copias para la iglesia. Los originales son restados por un periodo de 25 ańs, al final de los cuales se renueva a otros 25 aňos. En este tiempo el partido comunista llega al gobierno, cofisca todos los bienes eclesiásticos y se “autoregala” los cuadros. Después de la caída del muro, la Provincia Checa insistentemente y a través de la vía judicial intenta recuperar la propiedad de los cuadros, sin éxito. A finales del 2012 es firmada una ley por la que el estado se compromete a devolver los bienes que la iglesia demuestre que eran parte de su propiedad en 1948. El proceso, a pesar de ser muy claro en nuestro caso, ha durado un aňo y medio. Después de 118 aňos los cuadros, y sobre todo la propiedad de los mismos, vuelven a la provincia de Bohemia.

P. Juan Provecho, OSA